CIBER MONDAY -20% DTO

sólo lunes 29 y martes 30 pedidos superiores a 20€

4 Buenas razones para un domingo activo y bien aprovechado

25
Te traemos algunas ideas para que aproveches tu domingo y al mismo tiempo desconectes de la rutina.

4 Buenas razones para un domingo activo y bien aprovechado

Con la llegada del fin de semana todos deseamos descansar y disfrutar de nuestras actividades y ocio. Hoy te traemos algunas ideas para que aproveches tu domingo y al mismo tiempo desconectes de la rutina.

Después de pasar días de mucho estrés, preocupaciones y tareas puede llegar ese finde en el que lo único que nos apetece es “no hacer nada”, el “descanso” es necesario en nuestras vidas. Lo que de verdad debería de preocuparte es no asociar todos los domingos con días vacíos sobre el sofá. Por ello, te proponemos algunas ideas para disfrutar del domingo lleno de actividades para desconectar y descansar de la rutina semanal.

En el caso de que tu cuerpo te pida una pausa, cumple lo que pide. Puedes aprovecharlo por ejemplo con una rutina de belleza en casa. Existen múltiples productos donde calidad, experiencia y servicio se unen para ofrecerte los más novedosos y efectivos tratamientos que pueden aumentar tu bienestar físico. El domingo puedes tomártelo como día de desconexión total utilizándolos (masajeadores, cremas de cuidado facial y corporal…). Descubre más en el siguiente post de 4 motivos para usar gel sindolor

Razones para un domingo activo y bien aprovechado

Comienza un deporte

Tu tiempo es lo más valioso. Aprovecha y comienza a realizar ese deporte que siempre has pensado que probarías. Nunca es tarde para dedicar tiempo a atreverse a hacer cosas nuevas.

Razones para un domingo activo - Comienza un deporte

El ejercicio regular es un hábito que se conoce por promover una salud óptima, por ello resulta el hábito más valioso que puedes tener en tu vida. La OMS recomienda un mínimo de 30 minutos diarios de actividad física, pero para comenzar puedes arrancar con mucho menos tiempo.

Para que tu entusiasmo inicial no se evapore y tu energía no disminuya, distrayéndote por otras cosas que suceden en tu vida, y acabes por tando tirando la toalla, te damos 5 claves por las cuales comenzar este hábito.

1. El ejercicio físico mejora tu constancia y confianza

A mediados de la década de los 2000, dos investigadores australianos realizaron una serie de experimentos con el fin de descubrir si la fuerza de voluntad puede fortalecerse. Proponían a los participantes un juego mental al margen de su rutina de ejercicios, agotando su energía mental justo antes de comenzar dicho juego, y tras sólo un par de meses los participantes se mostraban más constantes y con mayor confianza en su capacidad de resolver el juego, rindiéndose menos.

2. Define qué es para ti el ejercicio

La palabra «ejercicio» puede resultar abrumadora, por todo lo que puede incluir, por ejemplo, jugar al fútbol, correr, caminar, nadar, etc. Pero si logras definir qué quieres hacer de forma más específica, por ejemplo, «quiero caminar 15 minutos al día por las tardes en el parque» eso te ayudará a comenzar con buen pie.

3. Empieza con un ejercicio fácil y escoge una actividad que ya sea un hábito en tu vida como recordatorio

Debes ser realista con el ejercicio a realizar, y no proponerte una meta ambiciosa con la que es más probable que acabes renunciando.

Por ejemplo, si lo que quieres es comenzar a ir a clases de zumba, una opción más realista sería hacer 20 minutos de zumba en casa para comenzar, con lo que no tendrías que desplazarte, cambiarte, ni adaptarte a los horarios de una clase.

Un buen recordatorio para salir a correr sería por ejemplo, dejar tus zapatos deportivos en la puerta de casa, o una alarma en tu teléfono, pero el mejor recordatorio siempre será una actividad que ya realices, por ejemplo «quiero salir a correr 10 minutos por el parque después de lavarme los dientes» o «quiero hacer 15 minutos de yoga en el salón después de acostar a los niños».

4 Recompénsate de forma sana e inmediata

Aunque el ejercicio debería recompensarte, cuando comiences tal vez no te des cuenta de sus beneficios, por lo que deberás recompensarte de forma inmediata para que tu cerebro no se concentre en lo incómodo que es el ejercicio.

Un buen ejemplo de recompensa podría ser una ducha tibia relajante, un estiramiento con minutos de relax sólo para ti, hacer uso de un jabón con un aroma que te guste, tomarte un té o café con calma, escuchar tu canción preferida, etc.

5. Registra tus avances

Los humanos somos pésimos recordando, por lo que lo mejor es no sobreestimar el ejercicio que hacemos y cuando lo hacemos. Si registras tus progresos, cuando veas que has logrado más de 10 días seguidos de ejercicio, eso servirá como fuerte motivador, no querrás volver al día cero, por lo que continuarás acumulando días.

Si esto no es lo que esperas de tu domingo, te damos otras 3 razones para un domingo activo.

Picnic

Disfruta en un entorno tranquilo con un picnic, te ayuda a reconectar contigo mismo y la naturaleza.

Razones para un domingo activo - Picnic

Puedes aprovechar para pasar un día en el campo, la playa o la montaña y disfrutar de todo lo que ello te ofrece, dar un paseo y relajarte. Esta es una de las mejores razones para un domingo activo y muy bien aprovechado.

Una escapada a un rincón

Sal a conocer rincones cercanos a donde vives. Seguro que no habías ido antes pese a tenerlo tan cerca. Coge el coche y explora tu entorno, te sorprenderá. ¿Conoces más razones para un domingo activo?

Nosotros sí, al menos una más, sigue leyendo. Te encantará.

Razones para un domingo activo - Escapada a un rincón

Cocina

Saca el chef que llevas dentro y que durante la semana, ha sido nómada de múltiples restaurantes.

Razones para un domingo activo - Cocina

No debes estresarte, comienza consiguiendo un kit básico de cocina y cocinando recetas sencillas.

Te bastará con una olla o cazuela con tapa, una sartén, una bandeja de horno, un colador, recipientes herméticos, un medidor de líquidos, una tabla de cortar, papel film y papel de horno, también necesitarás utensilios como un mortero, un rallador, un peso de cocina, cuchillos, cucharones, batidor, y paleta para dar la vuelta a los alimentos en la sartén. Si no sabes qué medida comprar las ollas, sartenes y la bandeja, con una de tamaño mediano para una persona tendrás suficiente.

Y tú, ¿Conoces alguna más? Cuéntanos tus razones para un domingo activo en los comentarios.

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email
Share on whatsapp
Abrir chat
💬 ¿Necesitas ayuda?
gelsindolor.com
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?